Ya queda menos para que llegue la primavera y como es costumbre, ya se encienden las lucecitas conscientes que avisan de que debemos cuidarnos para llegar a un verano con un cuerpo estupendo.

Hoy os voy a hablar de algo que os gustará, voy a desmentir o confirmar mitos que seguro has escuchado alguna vez y te hacen dudar.

No obstante quiero dejar claro que para perder peso es importante llevar una dieta equilibrada, sana y natural con alimentos que nutran el cuerpo. Te aconsejo no hacer caso a muchos mitos que escuches o información poco válida que leas. Si comes alimentos NATURALES te aseguro un buen adelgazamiento.

Avanzo, recalco y repito las veces que haga falta que las dietas rápidas, milagrosas, monofrutas, de sobres, barritas substitutorias de comida NO sirven de nada. No pierdas el tiempo ni el dinero con ellas 😉

Vamos allá!

# Mito 1 ¿El agua engorda?

El agua es 100% acalórica. La tomes antes o después es completamente indistinto. Eso sí, si la bebes entre comidas vas a diluir los jugos gástricos del estómago favoreciendo una ineficiente digestión.

# Mito 2 ¿Comer frutas tras la comidas engorda?

No. Lo que pasa es que la fruta tiene una digestión muy rápida en comparación a otros alimentos, por lo que si tienes el estómago lleno porque acabas de comer un plato de carne con verduras te va a dificultar la digestión y quizás, si tienes debilidad digestiva, vas a tener unas digestiones pesadas o flatulentas. Las frutas tras las comidas de origen animal (pescado, carne o huevo) inducen a una mayor putrefacción y con ello generación de gases intestinales. Te aconsejo comer la fruta entre comidas. A media mañana o merienda.

# Mito 3 ¿Cenar fruta engorda?

Sí. La fruta es agua, fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y azúcar principalmente. Por la noche nuestro cuerpo entra en modo off y gastamos poca energía, por lo que el azúcar sano de una fruta no tendría cabida por la noche. Si no tienes hambre algunas opciones recomendadas son una crema de verduras o consomé o tortilla a la francesa o yogur entre otros.

# Mito 4 ¿Los frutos secos engordan?

No. Los frutos secos son una fuente indispensable de ácidos grasos cardiosaludables, ricos también en fibra y proteínas de buena calidad. Mejor crudos que tostados y evita siempre los salados, fritos o rebozados con miel.

# Mito 5 ¿La pasta y el pan engordan?

No. La pasta o el pan de buena calidad no engordan. Es un hidrato de carbono complejo que conviene integrar en cualquier dieta equilibrada para que nos ofrezca energía a lo largo del día. Engordan las salsas de acompañamiento con las que comes la pasta o los embutidos grasos con los que acompañas el pan. Te recomiendo que si quieres adelgazar algún kilito, no comas pan ni pasta por la noche ni desayunes los típicos cereales especial dieta como Special K.

# Mito 6 ¿El pan blanco engorda más que el integral?

Tienen casi las mismas calorías. El integral es más recomendable porque posee más fibra y por ello mayor poder saciante y regulador del tránsito intestinal. De todos modos elimina el pan de trigo y opta por otros cereales como la espelta o el kamut 100%.

# Mito 7 ¿Dicen que a la mujer le engorda come ensalada por la noche?

En este caso hay que dejar claras 2 cosas. Una ensalada de lechuga clásica o cualquier hoja fibrosa del estilo, a la mujer le ocasionará una leve retención de líquidos. Si tomas hojas verdes menos fibrosas como la espinaca o acelga cruda, los canónigos o la rúcula, entonces no pasa nada.

# Mito 8 ¿Si no desayuno perderé antes el peso deseado?

No. Si no desayunas ello desencadenará un atracón en alguna de las otras 2 comidas principales. Por otro lado si no le damos a nuestro cuerpo la energía que necesita en forma de comida, en lugar de eliminar grasa va a guardarla para poder realizar sus funciones vitales y mantenerte con vida y también por un “por si a caso” . Como consecuencia de ello no vas a adelgazar. El cuerpo es más inteligente de lo que piensas.

# Mito 9 ¿Si no ceno, perderé más peso?

Aplica la misma respuesta anterior

# Mito 10 ¿La patata engorda?

No. La patata hervida, al horno, al caliu o en estofado ligero no engorda. Engordan las patatas fritas y las salsas con las que acompañas las patatas como las mayonesas y salsas bravas.

# Mito 11 ¿La piña ayuda a adelgazar?

La piña es una fruta más que tiene su propio azúcar como cualquier otra fruta. Si comes piña en grandes cantidades estarás ingiriendo más azúcar del que deberías. Eso sí, la piña tiene una enzima que ayuda mejorar la digestión.

# Mito 12 ¿Los productos light o sin azúcar adelgazan?

No. Muchos de ellos aunque sea light son altos en azúcares y los bajos en azúcar son altos en grasas. Es mejor que comas alimentos sanos y naturales que las propias creaciones light diseñadas por las industrias. Tu cuerpo te lo va a agradecer.

# Mito 13 ¿He eliminado el azúcar y ahora tomo sacarina, me ayudará a adelgazar?

Aunque la sacarina sea el edulcorante acalórico por excelencia, te aconsejo que la retires de tu dieta. Por un lado, es un producto derivado del petróleo y por otro lado lleva bicarbonato, por lo que te ocasionará retención de líquidos.

# Mito 14 ¿Me estoy medicando y creo que me está impidiendo bajar de peso?

Exacto. La medicación ocasiona una brutal retención de líquidos. Si te estás medicando, cuida tu alimentación y tu hígado, incrementa el ejercicio físico y bebe más agua.

# Mito 15 ¿Debo hacer ejercicio físico para adelgazar? Es que no tengo tiempo.

No me vale la excusa del no tengo tiempo. Un rato ahora y un rato más tarde. Da igual cómo te lo organices pero organízate. No hace falta apuntarte a un gimnasio. Hoy en día hay muchas opciones a través de tutoriales por internet o bien sal a caminar a ritmo rápido durante 1h al día. Márcate como objetivo 10.000 pasos al día. No te asustes! Sólo es 1.30h andando a paso rápido.

# Mito 16 ¿Puedo tomar vino o cerveza en mi dieta de adelgazamiento?

Claro! Pero ocasionalmente. Estamos hablando de alcohol, el cual se traduce en calorías vacías. Si tomas cerveza pídela sin alcohol y te ahorrarás mucho. Si eres más de vino, 1 copita es suficiente. Importante saber que tu cuerpo no necesita para nada el alcohol.

# Mito 17 ¿No me puedo dar un capricho dulce de vez en cuando?

Intenta seguir una dieta equilibrada y que tus caprichos sean un par de dátiles o higos, un poco de chocolate negro mínimo 70% cacao, una compota de fruta casera sin azúcar, una tortita de arroz con mermelada sin azúcar añadido. O si eres más de salado, opta por unos frutos secos crudos. Más adelante cuando hayas integrado los buenos hábitos verás que tú mismo sabrás decir sí o no ante un dulce poco sano.

# Mito 18 ¿La carne blanca adelgaza más que la roja?

La carne blanca es más magra que la roja, pero si por ejemplo cocinas carne de pollo con su piel estás incluyendo una cantidad de grasas saturadas y toxinas bastante insanas. Elimina siempre la piel del pollo y compra carnes de calidad como las ecológicas o de granja de confianza.

# Mito 19 ¿Comer huevo engorda?

No. Puedes consumir al menos 4-5 huevos a la semana. Hay muchos estudios hechos con personas obesas que ingerían mínimo 1 huevo al día y adelgazaron más que los que no lo consumían. Obviamente estamos hablando del consumo de tortilla francesa o con alguna verdura, huevo duro, huevo pasado por agua, poché… pero no de tortilla de patatas ni huevos fritos. Las grasas del huevo ubicadas en su yema son muy saludables. Eso sí: importantísimo que sean de producción ecológica. Tienen un coste un poco más elevado pero nada descabellado.

# Mito 20 ¿Dejar de fumar engorda?

Quizás subas un poco de peso al principio porque fumar acelera el metabolismo, pero en pocos días si vigilas tu alimentación, no haces excesos y no caes en ansiedades tu peso volverá a la normalidad.

 

Amig@s, adelgazar no sólo tiene que ver con comer o no comer o qué comer o cómo comerlo, muchos son los factores paralelos que inciden en la pérdida de peso como el estado emocional de la persona, la voluntad, el querer cambiar de hábitos con optimismo y el ejercicio físico.

Personalmente no me gusta nada la palabra dieta. Ella misma ya conlleva connotaciones negativas. Y si a partir de hoy lo cambias por “nuevos hábitos alimentarios”?

Si no sabes cómo llevarlo a cabo tú solit@, no dudes en buscar ayuda de un profesional dietista. No hagas locuras! Yo te ayudo en un 3, 2, 1. Déjate ayudar 😉

Que tengas una primavera llena de salud y vitalidad

Mylenne