¿Sabes cuanta sal ingieres a diario?

 

A menudo es una pregunta difícil de resolver. La mayoría de sal que consumes procede de alimentos ya elaborados y sumále la que hechas en cada plato a ritmo de salero. La mayoría de la población ha mal acostumbrado a su paladar desde bien pequeños. ¿Sabes cuantas personas encuentran sosos los platos con la cantidad de sal justa y recomendada? te puedo assegurar que como mínimo un 50% de la población. Estamos cayendo cada vez en un error más profundo.

Es necesario que entiendas que TODOS  los alimentos llevan su sal añadida por naturaleza, las frutas, frutos secos, legumbres, verduras, cereales, carnes, pescados, huevos… en fin, todos. A parte de ello vamos a sumarle la que agregas cuando cocinas y/o aliñas, y la que añades integrando cualquier salsa comercial y elaborada para acompanyar como la salsa de soja, mayonesas, ketchup, mostaza … ¿imaginas la cantidad de sodio que sumas sólo en 1 comida? omg …

 

¿Repercusión?

 

El exceso de sodio (sal) en nuestro cuerpo tiene una serie de repercusiones como la hipertensión o presión alta que puede desencadenar en enfermedades cardiovasculares futuras o infartos de corazón, siendo estas la primera causa de mortalidad actual.

El exceso de sodio representa un sobreesfuerzo par nuestros riñones.

Daña la función de nuestros músculos y tejidos porque se infiltra en las células generando la retiención de líquidos.

Nos provee de una mala circulación sanguínia.

 

Equilibrio sodio-potasio, ¿qué es esto?

 

Sodio y potasio son los 2 minerales encargados de equilibrar el sistema de líquidos en nuestro cuerpo, dentro y fuera de las células. Si tenemos más de uno que de otro, hay descompensación y por lo tanto problemas y enfermedades futuras. El potasio lo encontramos naturalmente en los alimentos, pero obviamente no lo añadimos de más en nuestras comidas a ritmo de salero. Es por ello que es súmamente necesario consumir las dosis de sal aconsejadas, para que este equilibrio no se desbalance y gocemos de salud.

 

¿Cuántos gramos diarios, de sal, son los aconsejados?

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de menos de 5 gramos de sal al día o lo que es lo mismo menos de 1 cucharadita de café o menos de 2 gramos de sodio al día.

El consumo promedio actual es de 9 a 20 gramos al día, depende de como sea tu dieta. Vamos, una barbaridad! La cuestión es que no solo te excedes 1 día, sino casi todos los días por no decir a diario.

 

Vamos a poner datos:

 

100 gramos de Jamón Dulce o York contienen 930 mg de sodio (y te sabe bien dulce, verdad?)

100 gramos de Jamón Serrano del país contienen 1110 mg de sodio

100 gramos de Leche, nata y huevos contienen 50 mg de sodio

100 gramos de bacon, alimentos o productos preparados y cubitos de caldo contienen 1500-2000 mg de sodio.

 

¿Cómo hago para consumir menos sal?

 

  • Cocina sin o con muy poca sal.
  • Huye del salero en la mesa.
  • Usa especias y plantes aromáticas para dar un toque de sabor a tus platos. Ajo, cebolla, pimienta, eneldo, tomillo, orégano, albahaca, cebollino. Los hay a miles y encima son todos terapéuticos.
  • Reduce al mínimo el consumo de alimentos elaborados, prefabricados, enlatados, congelados, etc. En resumen tods los comerciales.
  • Come lo más natural que puedas y cocínalo todo tú, en la medida de lo posible.
  • Aunque no tengas ninguna patologia, intenta consumir los productos bajos en sodio o bajos en sal añadida.

 

¿Truco?

 

Si te decides a reducir la sal de tu dieta, empieza por cocinarlo todo sin sal. Una vez tengas tu comida en el plato, entonces la sales un poco. De esta manera tus papilas gustativas no notarán tanto el cambio y poco a poco te irás acostumbrando.

 

¿Curiosidades?

 

¿Sabes que 1 litro de agua equivale a 1 kilo, verdad? però… ¿Sabías también que 9 gramos de sal tienen la capacidad de retener 1 litro de agua en tus Tejidos? curioso y dato relevante a la vez.

Ójo con la SAL! es bueno ser salado y tener salero pero en la actualidad se hace un consumo de sal muy abusivo, por lo que hay que saber controlarlo para no desencadenar futuras enfermedades.

Salud amig@s

 

Foto: Susan Brooks