Activar: Remojar,en agua, durante 8-12 horas las semillas y frutos secos. Después proceder a secado.

¿Porque activar?

Para eliminar los inhibidores enzimáticos que evitan, naturalmente, que las semillas y frutos secos vuelvan a activarse para engendrar vida y convertirse en una nueva planta o árbol.

¿Qué se busca con la activación?

Eliminar los inhibidores enzimáticos y devolver la vida al alimento para comerlo de una manera más óptima.

¿Qué es un inhibidor enzimático?

Un antinutriente (aquellos compuestos naturales que interfieren en la absorción de ciertos minerales presentes en el alimento de manera natural como el hierro, calcio, magnesio, cobre…)

¿Qué ocurre cuando activamos?

Que activamos, valga la redundancia, todos los nutrientes del alimento en cuestión y desactivamos los antinutrientes.

¿Qué beneficios se obtienen al activar?

Facilitar la digestión, mejorar la absorción de las vitaminas y minerales, neutralizar enzimas inhibitorias, neutralizar y eliminar toxinas, pre-digerir el gluten, reducir el ácido fítico (antinutriente) y los taninos, facilitar la absorción de proteínas.

¿En qué estado se deben comprar los frutos secos y las semillas?

Siempre en estado crudo. Nunca procesadas, ni tostadas, ni fritas, ni saladas.

¿Qué hacer con el agua sobrante del remojo?

Tirarla. Ahí residen los tóxicos del alimento.

¿Cómo se realiza el proceso de activación?

  1. Deja en remojando en agua la cantidad de semillas o frutos secos que desees durante toda la noche (8-12h)
  2. Al día siguiente deshecha esa agua y enjuaga las semillas en agua nueva.
  3. Procede al secado de las mismas para eliminar la humedad: En verano puedes exponerlas al sol y en invierno puedes secarlas en un deshidratador o bien usando el horno eléctrico a muy baja temperatura (jamás a más de 42 grados para no eliminar nutrientes) o bien dejarlas dentro de la nevera.
  4. Una vez secas y eliminada la humedad, las puedes guardar en un bote de vidrio bien tapadas y almacenadas en un lugar seco y libre de luz.

¿Nunca lo has escuchado y ahora te preguntas porque debes realizarlo?

Muchas culturas ancestrales usaban este método antes de comer las semillas y frutos secos que recolectaban. La sabiduría viene de lejos.

¿Debes o no debes realizar el proceso de activación?

Tú escoges. La información ya la tienes 😉

Saludos!

 

 

Foto: Janssen