Mes de Enero y que mejor manera de empezar el año que con un Plan de Choque Détox ideal para eliminar toxinas y depurar todos los filtros del cuerpo, ¿verdad?

Tras las comilonas navideñas o simplemente tras el mal comer rutinario parece ser que es indispensable pasarse 1 semana a jugos verdes o batidos químicos de polvos mágicos para estar guapas. Sí? Sí! Me dirijo especialmente a las mujeres.

Anuncios y más anuncios de productos que se asoman con la palabra clave archiconocida. EL DÉTOX . Ojo, también integro los batidos verdes naturales, los caldos diuréticos, la dieta de la piña, de la escarola, etc promoviendo un sinfín de propiedades y anunciados por muchas blogueras y personajes de moda. Siempre crueldad con las mujeres anteponiendo el aspecto físico en primer eslabón. ¿Os digo una cosa? Muchas de las famosas y blogueras de moda reciben un dinerito extra por hacerlo. Las casas comerciales de productos químicos y naturales pagan lo que haga falta por vender sus productos. Y de nuevo usando a la mujer como publicidad.

¿Crees que es necesario dar un descanso a tus mandíbulas y pasar a beber litros y litros de líquidos sólo para estar guapa, limpiar y depurar el organismo?

Opiniones las hay a miles y cada profesional os dirá la suya. Hoy te expongo mi más sincera opinión a ver qué te parece. Quizás te convenzo y todo ;). Vamos allá.

Las toxinas se encuentran tanto en el ambiente como en muchos de los alimentos que comemos en la actualidad. Nuestro cuerpo está perfectamente diseñado para eliminar gran parte de ellas gracias a nuestros órganos capacitados para ello. Hablamos del Sr. Hígado, el Intestino y los Riñones. Entonces, es  evidente que es de especial importancia llevar una dieta equilibrada, sana y natural para no ensuciar tanto al cuerpo. No obstante si se quiere ofrecer un poco de ayuda a dichos órganos, la fibra ayudará a limpiar el intestino, los suplementos de cardo mariano al hígado y el agua, en su justa medida, a los riñones (hablando así muy por encima).

Tras esta clara y fácil explicación, qué deciros de los batidos a base de polvos químicos y pastillas milagrosas para limpiar al cuerpo en un 3, 2, 1. La verdad es que me quedo sin palabras. No estoy echa para hablaros de ellos, pues me parece la mentira más grande jamás contada y ¿sabéis? Yo no entiendo de magia. Te recomiendo descatalogarlos de tu vida. Aquí termina mi aportación. Disculpen las molestias.

En cuanto a los DÉTOX de batidos verdes naturales, caldos, cremas, de agua, etc… estoy a favor si los tomas por un máximo de 1-2 días. De esta manera ayudas a descansar al estómago de su actividad rutinaria realizada día sí, día también. Este tipo de ayunos pueden ser especialmente peligrosos si te excedes más allá de los 2 días y no lo haces bajo supervisión médica. Señores, la moda puede resultar, a veces, muy peligrosa si no se cuenta con el asesoramiento necesario.

Los batidos verdes están hechos a base de frutas y verduras. En ocasiones se les añade algún superalimento para aumentar los nutrientes. No obstante, sin duda, habrá una falta de proteínas y ácidos grasos principalmente, lo cual nos lleva a deducir que no son balanceados nutricionalmente y por ende estar 1 semana a base de batidos mal planificados puede ser un grave error para tu salud. Lo mismo sucede con los caldos, cremas, agua con limón y cualquier otro de la especie.

Tu cuerpo no estará bien alimentado y entonces empieza la “autofagia”, es decir, a comernos a nosotros mismos. Tu músculo y tu grasa empiezan a ser las 2 únicas fuentes de energía para tu cuerpo. En tu grasa es donde el cuerpo almacena las toxinas por la cual cosa al degradarse pasan a la sangre. Las toxinas en sangre son especialmente peligrosas. En estos caso es necesario tomar mucha agua y algún complemento como el alga Chlorella o Espirulina para eliminarlas hacia el exterior del cuerpo gracias a las vías de eliminación:  la orina, el sudor o las heces. Esto no es «malo», pues todas las personas que se adelgazan les sucede, pero es importante que lo sepas y le des una ayudita al cuerpo.

Llegados a este punto, te ofrezco uno de los mejores planes que puedes seguir. Un plan sin máscaras, sin pagas extras, sin anuncios y sin nada más allá que no salga de la propia naturaleza.

Si deseas limpiar y desintoxicar tu cuerpo, te recomiendo que integres al menos por unos días una alimentación limpia y de base vegetal. Abundantes hortalizas de hoja verde (sobre todo los amargos para beneficiar al hígado), vegetales, frutas, legumbres, cereales, semillas, infusiones y aceite de oliva primera presión en frío. Recuerda mezclar legumbres con vegetales o legumbres con semillas para componer la proteína completa.

Retira por unos días la proteína animal y derivados de esta ya que es uno de los alimentos que más toxinas conlleva.

Tras estos días de paréntesis de limpieza, intenta integrar de por vida este estilo de alimentación. Si eres carnívoro introduce de nuevo carnes, pescados y huevos sobretodo de buena calidad, es decir, de pasto tradicional, campero y ecológico o salvaje.

Retira de tu dieta actual y para siempre: el trigo convencional, leche de vaca y derivados de ambos. Así como fiambres y “alimentos” producto de la industrial y el gluten.

Conclusión: Aliméntate bien, con comida sana, equilibrada y lo más natural posible. Déjate de alimentos industriales que son ni más ni menos la gran mayoría que encontrarás envasados en cualquier área comercial, así te alejas de químicos añadidos y toxinas evidentes.

Si deseas hacer un parón a tu estómago haz un ayuno a base de batidos verdes, caldos, cremas, infusiones o agua pero sólo por el máximo de 1 día y sobretodo escoge un día de descanso. Quédate en casa y dedícatelo a ti mism@. Hacer ayuno también significa atender a tu parte mental y emocional.

Vuélvete incrédulo a la gran mayoría de anuncios Detox, adelgazantes, desintoxicantes, mágicos, alucinantes e increíbles que lleguen a tus ojos u oídos. Son falacias enmascaradas.

Aliméntate correctamente y tu cuerpo estará saludable. Y de vez en cuando una ayudita a tus órganos desintoxicantes y a vivir y ser feliz.

Gracias, gracias, gracias