Navidad, Dulce Navidad.

Personalmente afirmo que la Navidad me gusta! El aire que respiro, las luces que iluminan de colores las calles, las casas engalanadas, las reuniones en familia, las risas, las charlas y cada una de las sonrisas que regalo a las personas con las que me cruzo.

A medida que nos hacemos mayores parece que le damos otro sentido a la Navidad. Ahora es sinónimo de comilonas, excesos y kilos de más tras un velo de magia, luces y colores.

Hay estudios que revelan que durante estas fechas una persona cualquiera en una mesa cualquiera y sin estarse de nada, puede ingerir fácilmente unas  15.000 kilocalorías vacías de grasas, azúcares y alcohol. Nunca hablo de calorías, pero viéndolo por escrito es una gran barbaridad, ¿verdad?

En cada casa se cocina distinto y año tras año se suelen hacer comidas más ligeras. Hablo de una ligereza calórica pero no tan potente como antaño. Se usa menos cantidad de grasa y sobretodo técnicas culinarias más ligeras y menos elaboradas. También hay otra cosa buena: solemos comer “menos” en estas fechas, excepto con los dulces, que mucho me temo que la cosa no cambia demasiado. Ese azúcar adictivo mezclado con grasas saturadas y harinas que tanto revuelo ocasiona en el interior de tu cuerpo tras su ingesta sin darte tu cuenta.

Me gustaría eliminarte el temor ante las comidas navideñas. La ecuación es sencilla: Escoge platos ligeros, come menos y anda más. Fácil, ¿verdad? 😉

El boicot mental que muchos os hacéis ante la ganancia de peso durante la Navidad, convierte la fiesta y a la persona en una prohibición constante que le hace pecar a la más mínima tentación.

¿Te acuerdas de lo que pasa cuando le prohíbes algo a un niño? ¡QUE LO QUIERE! Y lo querrá aunque no le guste del todo. ¿Sabes aquello de comerse un helado aunque no sea tu favorito? Pues a eso me refiero, el llamado “sea lo que sea que prohibido sabe mejor”

Puedo recordarte muchas pautas y recomendaciones. Digo recordarte porque ya las sabes todas. No quieras engañarte, que te veo.

Mi 1era recomendación más sincera se llama: COMPROMISO CONTIGO MISMO.

¿Qué quieres? ¿Cómo lo vas a conseguir? ¿Cómo vas a suplir las tentaciones?

Mi 2da recomendación:

ESCOGE EL PLATO PRINCIPAL QUE MÁS TE GUSTE Y VAS A COMER CON MODERACIÓN Y DELEITE. Ante los demás platos, ándate con precaución. Recuerda, que has escogido uno como principal.

Mi 3era recomendación:

ESCOGE 1 trocito de TURRÓN o el POLVORÓN que más te guste y cómelo sin culpa junto con un buen vaso de infusión. Acuérdate que sólo 1.

Mi 4ta recomendación: VIGILA CON EL ALCOHOL. Concédete 1 copita de vino y 1 de cava. NO a los alcoholes destilados. Y recuerda que el AGUA es la mejor bebida que puedes beber.

Mi 5ta recomendación: HAZTE CON MI MANUAL NAVIDEÑO que encuentras en este enlace: http://www.dietistanatural.com/manual-navideno/

¿Que encontrarás en el Manual Navideño?

– Como preparar tu cuerpo antes de las Fiestas Navideñas

– Ayunar antes de las fiestas ¿es necesario?

– Que hago en las cenas de empresa, comidas con amigos, comilonas y con el alcohol? te doy trucos, pautas y tips.

– Día de Navidad ¿Cómo me lo monto?

– Cenar o no cenar ¿He aquí la cuestión?

– Pasada la Navidad, ¿cómo me recupero?

– Ejemplos y recetas de Licuados Detox y como seguirlos para limpiar el cuerpo de toxinas.

– Sopa diurética ¡La revolución detox!

– Ayudas naturales y eficaces para fiestas (saciantes, bloqueadores de absorción de grasa …)

– Ideas de recetas Navideñas bajas en grasas, sanas y saludables. Picoteo, Primeros y Segundos.

 

No te compliques la Navidad. Es mucho más fácil de lo que parece 😉

Aquí me tienes, si me necesitas.

info@dietistanatural.com