Dicen que hay una moda dirigida al cambio de mentalidad, al positivismo, a cambiar la dirección de las falsas creencias por otras correctas que te hagan avanzar.

Dicen que muchos lo hacen y se les cataloga de raros, de demasiado optimistas, de irrealistas, de soñadores y trascendentales.

Yo soy una más de ese saco perfecto y genial. Dime soñadora, optimista, positiva, rara. Dime que sueño despierta y lo acepto. Dime que no todo se puede conseguir en esta vida y te retaré a averiguarlo. Dime que la vida es dura y te daré muchas razones para que creas lo contrario. Dime que eres pobre y te demostraré que gozas de una riqueza extraordinaria y abundante que dista mucho de ser millonario.

¿Quieres cambiar de dirección? ¿Cuántos motivos necesitas para que te des cuenta de que lo que CREES es lo que CREAS?

Le llaman pensamiento positivo, yo le llamo la clave de la vida. Somos una sociedad de pensamientos catastróficos, porque esto es lo que nos han enseñado a creer desde pequeños. Cuando algo va mal tendemos a pensar en el problema en lugar de darle la vuelta y darte cuenta de la oportunidad que tienes delante. Necesitas darte cuenta. Nada va mal, simplemente no ha salido como tú querías u otros querían y no porque no quisieras que saliera bien sino porque no le pusiste el empeño necesario, alma y sentimiento para creer rotundamente que iba a salir bien. Simplemente no te lo creíste y quizás porque otros te dijeron que era imposible. Lo que crees, creas. Y si aún con estas no lo sabes ver, detente ante lo que llamas “problema”, desestructúralo y analízalo para darte cuenta de todo lo que has aprendido gracias a él. Y entonces empieza la magia. Espera unos días y las señales te darán el motivo por el cual lo anterior no tenía que darse y del mismo modo cuando es en positivo. Todo se da por algo y este algo lo creas Tú. Maravilloso Universo.

¡Juguemos! Juguemos con la vida como cuando éramos pequeños. Sé consciente de cada momento. El aquí y el ahora. El presente. Concéntrate en aquello que más amas. Disfrútalo.

Dicen que… La vida es corta, dura y costosa, de colinas ascendentes llenas de problemas. Para ganar dinero hay que trabajar duro y de lo que sea. No llores ni muestres tus sentimientos a cualquiera. Haz lo que los demás esperan de ti para mantenerlos contentos. Sé correcto, educado y servil siempre y con todos. Figura siempre perfecta. Nadie te regala nada. NO puedes. NO vales. NO bailes en medio de la calle porque te tratarán de loca. Más vale malo conocido que bueno por conocer. Todo lo bueno se acaba… y un largo etcétera.

Todo esto no son más que creencias que nos limitan a avanzar. Aquello que te hicieron creer y que hoy no te permite ni ser ni crecer.

Cada uno de nosotros es único. TÚ eres ÚNICO. Tú creas tu propia vida. Sólo tu tienes el mando de ella. Haz de tu vida la historia más maravillosa que puedas soñar.  Sólo Tú puedes cambiar a partir de este preciso momento las falsas creencias incrustadas en tu cerebro y adquiridas por lo que otros creyeron y un día te dijeron “estas son las normas de la vida”.

¡Falso! ¡Pura mentira! ¡NO hay normas establecidas!

Y si te digo que la vida siendo larga o corta, es emocionante, sencilla, de colinas divertidas con giros extraordinarios. Que para ganar de dinero debes disfrutar con aquello que haces y cambiarás el “trabajar duro” por un “disfrutar siempre”, que puedes llorar y mostrar, siempre que así lo sientas, tus sentimientos más profundos a quien desees y cuando decidas. Que si haces lo que tú crees que debes hacer en cada momento complacerás a todos aquellos que te acepten tal como eres. Conténtate a ti mismo. Sé correcto, educado y servil cuando te nazca, sé prefecta en tu interior y desmelénate por fuera ¡qué más da lo que diga la gente si eso te hace feliz! La vida sólo tiene un precio: ilusión, sueños y ganas. Todo el mundo te regala siempre algo (una sonrisa, una mirada, unas palabras, una comida, un abrazo, un amanecer, un sentimiento…). Maravillosa vida.

SÍ puedes, SÍ vales. Sí te mereces bailar en medio de la calle y seguro que a muchos les alegras la mañana. Más vale bueno por conocer que malo conocido. Todo es bueno en esta vida y por ello lo bueno no tiene fin. Y trabaja siguiendo tu pasión para ser feliz.

Change you mind y abraza cada nueva oportunidad que se te presenta a cada instante.

Vuélveme a llamar loca y defíneme como quieras. Para mí el loco es el que se encierra en «lo malo conocido antes que en lo bueno por conocer». Yo no te definiré de ninguna manera, sólo dejaré que simplemente seas. Aceptándote en cada momento y en cada decisión que acaricie tu corazón.

Hoy no pienses, sólo actúa. Deja volar tus sentimientos, olvida tus rutinas y haz las cosas sin horario ni calendario, simplemente porque te apetece hacerlas con un sentimiento puro. Hoy vuélvete niño de nuevo y construye TU mundo a tu medida. Visualízalo. Gózalo. Siéntelo. Vívelo. Hazlo cada día… LO QUE CREES, ES LO QUE CREAS.

No juzgues al otro. Acéptalo.

No te juzgues a ti mismo. Obsérvate y cambia lo que no te gusta.

No seas mente. Sé alma y sentimiento. Sólo así volverás a ser TÚ y vivirás tranquilo y feliz.

Cuelga el disfraz que llevas puesto y muestra al mundo la genuidad de tu ser.

Conviértete en el creador de tu propia vida.

Sé agradecido con el Universo.

Cambia el NO por el SÍ y ¡Atrévete a vivir! La vida es muchísimo más de lo que te han contado. La vida es algo así como un juego maravilloso repleto de sorpresas y tesoros fascinantes que hacen de tu vida un mundo espectacularmente interesante. Llénate de amor. Da, recibe y comparte.

 

<<Tanto si crees que puedes

como si crees que no puedes,

Estás en lo cierto>>

Henry Ford

 

Gracias, gracias, gracias.

Mylenne