Con el cambio de estación los días nos traen sorpresas tras cada amanecer. Frío, lluvia, calor, nubes. De todo un poco para no aburrirnos.

Los cambios de temperatura provocan un desajuste en nuestro cuerpo, y si este no está fuerte y con las defensas altas, es bien seguro que el resfriado o gripe te vengan a visitar.

* Hay que saber diferenciar entre resfriado y gripe.

– El resfriado es una infección contagiosa que ataca a las vías respiratorias. Se padece tos, estornudos, congestión nasal, dolor de cabeza y ojos llorosos principalmente. Es de corta duración.

– La gripe es como el resfriado pero además existe fiebre, malestar, agotamiento, dolor corporal, muchísima más tos. Es de duración más larga.

Es ideal que al finalizar el verano hagamos caso al dicho popular «prevenir es mejor que curar» y más todavía si eres una persona con propensión a los resfriados o gripe y con un sistema inmune bajo.

Una de las recomendaciones más importantes es: Una buena alimentación con una base de verduras y frutas crudas y de la estación es lo más aconsejable para que nuestro cuerpo reciba las vitaminas y minerales imprescindibles para estar fuerte. Se deben suprimir los lácteos y derivados así como el trigo, el azúcar y la comida procesada y grasa.

El cuerpo en estos casos necesita limpiar, así que dale alimentos limpios y llenos de nutrientes. Hay personas que deciden realizar ayunos cortos a base de licuados de frutas y verduras durante 2-3 días para que el cuerpo venza con rapidez al virus o infección.

COMO PREVENIR ?

– Asegúrate de tener una buena ventilación en casa, en el trabajo o en cualquier espacio cerrado en el que restes varias horas.

Echináccea. Planta que estimula el sistema imunológico ( células encargadas de luchar contra todo tipo de infección), evita el resfriado común y es un remedio ideal contra la gripe.

Jalea Real. Además de energética y reconstituyente refuerza al organismo de las agresiones externas.

Jengibre. Es un auténtico antibiótico natural que te ayudará a subir las defensas y estar fuerte. Da vigor y energía.

Cebolla y ajo crudos. Consúmelos en tus ensaladas bien picaditos. Te ayudan a subir las defensas y protegerte contra virus e infecciones.

Te verde. Contiene catequinas que combaten y previenen la gripe

 

COMO CURAR ?

– No intentes cortarlo con medicamentos químicos, esto es un grave error. Deja que el cuerpo luche por sí sólo hasta vencer. Administrale remedios naturales y sana naturalmente.

– Haz reposo y bebe mucho líquido. La hidratación es esencial para que tu cuerpo pueda limpiar y eliminar toxinas (caldos, licuados, zumos, agua, infusiones)

– Propóleo o Própolis. Es un auténtico antibiótico natural y antiséptico. Es una sustancia, como una resina, que obtienen las abejas de los árboles y que luego es procesada, por ellas mismas, en la colmena.

Zinc en comprimidos. Reduce de manera drástica la  intensidad y duración de los síntomas del resfriado y de la gripe.

Vitamina C. Esta vitamina no ayuda a prevenir resfriados, pero sí a acortar la duración del mismo. Sólo en personas con bajos niveles de vitamina C les ayudará a prevenirlo. Que abunden la frutas cítricas.

Ajo crudo. Es un antibiótico y antiviral súper eficaz. Limpia, desintoxica y vence.

– Raíz de Jengibre. Antigripal, analgésico y antibacterial.

Cebolla. Antiviral, expectorante y mucolítica.

Canela. Bactericida, reduce la fiebre e inflamación y tiene un efecto analgésico suave.

Sauce. Es analgésico, antiinflamatorio y combate la fiebre. Se toma en infusión.

Miel. expectorante y antiséptica

 

REMEDIOS CASEROS

– Zumo de naranja natural o agua tibia mezclada con el zumo de 2 limones y 1 cucharada de miel de calidad.

– Un buen caldo de verduras y agrega un diente de ajo en crudo bien picadito y un poco de zumo de limón natural. Empezarás a sudar y eliminar las toxinas.

– Ralla un poco de raíz de jengibre, en crudo y mézclalo con caldos de verduras o en tus batidos de frutas.

– Una buena infusión de jengibre calentita con 1 limón exprimido.

– Haz limpiezas nasales con agua de mar o solución salina.

– Infusión de canela, miel y limón en crudo.

– Infusión de tomillo. Una vez infusionado vierte el zumo de 1 limñon grande y 2 cucharadas de miel de calidad. Es un remedio super eficaz para eliminar mucosidades y limpiar las vías respiratorias.

– Infusión de ajo picado, miel y zumo de limón.

 

Hay  miles de remedios y muchos muy válidos y valiosos. Prueba más de uno y quédate con el que mejor te vaya según la ocasión. Yo sé cuales no me fallan 😉

Feliz invierno amigos

Salud.