En la actualidad puedes encontrar miles de dietas con y sin respaldo científico. Hay tantas que al final parece ser que cuando te gusta una otra llega y te sumerge en dudas.  Mi filosofía y sentido común, si me sigues hace tiempo, es tan sencilla como el nombre de mi página. Dieta Natural.

Por dieta natural apoyo cualquier alimento que nuestra tierra nos ofrece y evito todo producto que la industria alimentaria crea para ti, para ser vendido y para lucrarse sin más sin pensar en tu salud. No voy a sacar los dientes sobre esto en este artículo.

Yo, como dietista superior, también he leído mucha información sobre distintos tipos de dietas o estilos alimentarios. Llámale como quieras. Con el paso de todos estos años, me quedo con la única que ha demostrado cambios significativos en mí y en mis pacientes. Estoy hablando de la dieta natural baja en azúcares, alta en grasas saludables, normo proteica y defendiendo también la línea paleolítica o ancestral.

Creo que a estas alturas ya sabes que el azúcar es el demonio del siglo XXI. Azúcar en todas partes. Adicción tras adicción. Consecuencia tras consecuencia.

Consecuencias del consumo excesivo de azúcar

El consumo excesivo de azúcar en la dieta conlleva catastróficas consecuencias, entre las que cabe destacar: Obesidad (el consumo excesivo de azúcar provoca resistencia a la leptina, la hormona que regula el hambre, la cual provoca la pérdida del control sobre el hambre entre otras razones), diabetes, enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer,enfermedades autoinmunes, contribuye a la osteoporosis, problemas de vista, migraña, hígado graso, hipertensión, problemas renales, debilita el sistema inmunológico, hiperactividad y deficiencia de atención, alzhéimer, ansiedad, insomnio, irritabilidad, baja autoestima, problemas hormonales, epilepsias, … la lista sigue y sigue, por ello es mejor quedarme con un etc.

Las células cancerígenas se alimentan sólo de azúcar. Los estudios han relacionado su consumo excesivo con el desarrollo de cáncer de pecho, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliar, pulmones, vesícula biliar y estómago.

Tengas lo que tengas, seas como seas te aconsejo que por 15-30 días pruebes a hacer una dieta low carb o baja en carbohidratos  para comprobar qué resultados tiene en ti. Te aseguro que vas a quedarte fascinad@. Quiero dejar muy muy claro que debe hacerse a conciencia y de manera pautada. Si no la has hecho nunca busca un profesional de la dietética. Si quieres puedo ayudarte, ya que te introduzco en este marrón 😛

Beneficios para tu salud con la dieta baja en carbohidratos

–          Reducen el apetito. No necesitarás comer cada 2-3 horas por lo que tu sistema digestivo tendrá más tiempo para repararse, descansar y funcionar con optimidad.

–          Perder peso. Al ofrecer el mínimo de azúcares al cuerpo, este deshará las grasas de tu cuerpo para proveerse energía. La grasa será usada como combustible.

–          Disminuye los triglicéridos.

–          Aumenta los niveles de colesterol HDL (el bueno) y reduce el riesgo a padecer enfermedad cardiovascular. Disminuye el LDL, colesterol malo.

–          Reduce el azúcar en sangre. Mejora la diabetes y ofrece unos muy buenos resultados en ellos.

–          Disminuyen la presión arterial.

–          Espectaculares resultados en enfermedades de desorden cerebral como alzhéimer, párkinson y epilepsia refractaria en niños.

–          Espectaculares resultados en enfermedades inflamatorias intestinales como Crohn, intestino irritable y por candidiasis.

–          Fortifica el sistema inmunitario. Menor incidencia a las enfermedades. Mayor energía y vigor físico y mental.

–          Favorece enormemente a que la flora intestinal esté sana y trabaje adecuadamente.

–          Mejora enfermedades autoinmunes de manera espectacular.

–          Una de las mejores dietas para personas enfermas de cáncer.

Estos y muchos otros beneficios para la salud.

¿Cómo funciona la dieta low carb, a grandes rasgos?

No quiero detallar porcentajes concretos porque cada persona es un mundo y no se puede generalizar, así que prefiero ofrecer la información a grandes rasgos.

Dejar claro que es importantísimo e indispensable comer alimentos de verdad. Comer no es saciar el hambre. Comer es nutrirse por dentro y se debe realizar con alimentos reales.

–          Aumentar la grasa saludable. Debe aparecer en cantidades generosas. Sobretodo estoy hablando de ácidos grasos omega 3, 6 y 9. El resto de grasas no interesa para nada.

Ingerir alimentos como frutos secos, semillas como la chía y el lino o el aceite de oliva. Pescado, huevo y marisco. Aceite de coco, aguacate, cacao, leche  y quesos frescos. (la leche no es necesaria para nada, ahí lo dejo. Tú eliges)

–          Normalizar el aporte de proteínas. Comer carnes magras, pescado, marisco, huevo, embutido de calidad como el jamón ibérico o algo de queso fresco, así como los frutos secos por ser ricos en proteínas. Está demostrado que un consumo de hasta el 2.8 gr de proteína por kilo de peso no interfiere para nada en problemas renales, aunque tampoco hace falta excederse en su consumo. Estudio: JISSN | High-Protein Weight Loss Diets and Purported Adverse Effects: Where is the Evidence?

–          Mínimo aporte de carbohidratos. Si comes algo de pan, patata o cereal como la avena por ejemplo, pues a su cantidad de azúcar debes restarle la fibra que tienen. Hay para todos los gustos según el caso. Los hay que no pasan de 20-30gr de azúcar y otros que llegan a los 45-50gr de azúcar consumido al día. Según la persona es interesante más o menos gramaje.

–          Muchísima verdura y sobre todo la de color y hoja verde para alcalinizar el organismo. La proteína acidifica el medio, por lo que es muy importante que por 1 ración de proteína se consuma el doble de verdura en una misma toma.

–          1 vez a la semana es bueno ser menos restrictivos y regalarte una comida con un aumento de hidratos de carbono como por ejemplo una buena pizza, bocata de buen cereal, legumbres o plato de macarrones de trigo sarraceno, entre muchas otras opciones.

–          Agua e hidratación indispensable. Por cada 20 kilos de peso es necesario beber 1 litro de agua. Recuerda que estamos hechos de agua! Ojito con los alcoholes. No los introducen a excepción de 2 copitas de vino tinto y seco alguna vez al mes. El alcohol no es ni sano ni saludable. Eso ya lo sabías, eh?

–          Ejercicio físico indispensable. Acorde a tus capacidades. Mínimo son necesarios 10.000 pasos al día para estar saludable.

–          Buena higiene alimentaria.

–          Todo natural y nada o casi nada artificial. Importante eliminar sacarinas, acesulfame k y aspartame por ser altamente neurotóxicos y cancerígenos a la larga. No compres alimentos con glutamato monosódico ni altos en sal. Opta por alimentos sin numeritos tipo E-… Aumenta consumo de cúrcuma, jengibre y canela.

–          Saber leer etiquetas y entenderlas. Ahí es donde encontrarás toda la información relevante que debes saber del producto en cuestión. Recuerda también que los mejores alimentos no llevan etiqueta 😉

 

Eso es un pequeño resumen.

Te recomiendo hacer la prueba unos días y sobre todo si tienes dudas o quieres empezar una dieta baja en carbohidratos de manera más seria y no sabes cómo hacerlo, contacta siempre, siempre con un profesional dietista. Recuerda que yo puedo ayudarte, aquí http://www.dietistanatural.com/contacto/

 

Un abrazo sin azúcar pero dulce dulce que sale del corazón 😉 <3

Salud familia!