Le doy la bienvenida al nuevo año 2019 y con él escribo mi lista de propósitos no sin antes agradecer al 2018 todo lo vivenciado con él, verdad? Si no lo  hiciste, hazlo! Todavía estás a tiempo. El agradecimiento es muy importante en todo momento. Siempre.

Me atrevo a decir que uno de los deseos de tu lista de propósitos y que se ubica entre el 1er y el 3er puesto son: ponerme a dieta o perder 5kg o adelgazar.

¿Te puedo aconsejar una cosa? Bórralo, esta es mi recomendación. Y ahora escribe: cuidar y querer a mi cuerpo a través de un cambio de hábitos alimentarios que me provean de salud y energía.

Cuando intentas conseguir un objetivo o meta a través de una obligación o actos obligatorios, jamás podrás gozar del camino y en muy pocos casos conseguirlo.

Cuando te permites conseguir un objetivo o meta a través de la permisividad, el compromiso contigo mismo y el respeto hacia ti mismo, todo cambia y se torna fácil, sencillo y respetable.

Hace falta que te recuerde el ejemplo de “ si a un niño le dices que no salte, lo primero que querrá hacer es saltar”? o el “no pienses en el elefante rosa”…en que has pensado?

Pues bien, nuestra mente funciona así. Si nos obligamos, nos ofuscamos y las ganas y motivación desaparecen porque estás haciendo algo que realmente no te apetece hacer y a menudo esto tiene su origen en el no convencimiento. No estás convencido 100% y/o no hay motivos de peso que te hagan luchar por ello y por consecuencia el no compromiso contigo mism@ .

Si quieres seguir leyendo y te interesa el tema porque te sientes indentificad@, me gustaría recomendarte unas pautas que tras cientos de consultas con mis pacientes y con el estudio conmigo misma, he podido observar lo siguiente:

  • Si tienes problemas de alimentación, no pierdas más el tiempo, pide ayuda y déjate asesorar por expertos.Antes de empezar es muy importante que estudies si padeces algún problema de base que no te van a dejar conseguir tus metas como alergias o intolerancias alimenticias, inflamación interna de bajo grado, cambios hormonales, colon irritable, enfermedad de Crohn, cansancio crónico, fibromialgia, migrañas y cualquier síntoma o enfermedad que curse con inflamación a través del TEST DE LA INFLAMACIÓN ALIMENTARIA (pide más información aquí http://www.dietistanatural.com/contacto/
  • Pon solución al estreñimiento,  diarrea, acidez, reflujo, hinchazón, flatulencias, retención de líquidos, dolores menstruales, dolores de cabeza, etc antes de empezar para que no interfieran en tu camino y puedas así lograr con certeza tus metas propuestas.
  • La palabra “DIETA” NO EXISTE. Cámbialo por “cambio de hábitos para cuidarme”
  • ¿Qué motivo de peso tienes para querer hacer un cambio de hábitos? Haz una lista y escribe todos los motivos que realmente te convenzan para empezar una rutina de cambio de hábitos alimentarios.
  • Los motivos deben ser personales y vas a hacer por ti mism@. No por tus hijos,  ni por tu marido, ni por tu abuelo fallecido. SÓLO POR Y PARA TI. No existe mayor importancia que tú mism@.
  • Márcate un objetivo realista y un período de tiempo realista.
  • Márcate mínimo 3 días en semana para realizar ejercicio físico. Comúnmente este paso se lo saltan muchas personas y es indispensable ejercitarnos para estar en salud. Tenemos piernas para moverlas y sin más dilaciones, provenimos del mono y eso ya sabes que significa,  ¿verdad? No te voy a recomendar que saltes por la ciudad ni que te subas a los árboles pero ¿qué pasa si empiezas a brincar por la casa con o sin motivos como si tu niño interno hubiera renacido de nuevo? ¡Verás que chute de energía positiva recorre por tu cuerpo! ¿Y si le das al play a una canción que te llena el alma y te permite pegarte un bailoteo frente al espejo sonriendo y haciendo payasadas? ¿Y si coges tu bici estática o tu cinta de correr y te imaginas ganando una carrera y lo intentas dar todo en ella? ¿Y si …? Ya sabes… IMAGINA Y LAS GANAS SE DARAN! IMAGINA Y SE HARÁ REALIDAD!
  • Intenta llevar a cabo la siguiente frase: “Si es un alimento que te ofrece la naturaleza, cómelo. Si no lo es, deséchalo”. Si nace del campo o es fruto de la madre tierra siempre va a ser sano, saludable y natural para tu cuerpo. ¡Cómelo!
  • Bebe más agua e hidrátate. Deja el alcohol. No quieras buscarle beneficios porque no los tiene.
  • Tira o regala todo aquello que tengas en el armario de las chuches o de los alimentos dulces. Fuera azúcar! Mantenlo bien alejado de ti. El azúcar es una droga y si estás enganchado a él, empezarás a notar los síntomas del mono a partir del mismo día. Será largo el camino, pero procura tener cerca alimentos dulces como la fruta fresca, fruta desecada, frutos secos, gelatinas sin azúcar, crema de calabaza, zanahoria, patata asada, etc. Sobre todo este paso lo vas a saber llevar siempre y cuando tengas motivos bien claros de porque decides dejarlo y sobre todo si le das a tu cuerpo el dulce que te reclama a través de alimentos dulces por naturaleza. Cambiar un azúcar “malo” por un azúcar bueno y natural. Y escribe! desempolva la libreta de la estantería y escribe tus sentimientos, emociones, pensamientos, ilusiones, sueños, dudas, incertezas, penas, alegrías, etc. Escribir es una forma de verlo todo desde otro prisma y con otras gafas.
  • Si este paso ya lo has dado, es momento de eliminar toda comida procesada que contenga trigo entre sus ingredientes y cámbialo por cereales integrales y de mayor calidad como el centeno, el trigo sarraceno, espelta, quinoa, kamut .
  • Si estos 2 pasos anteriores ya forman parte de tus rutinas, enhorabuena! Ahora es el turno de empezar a leer las etiquetas de ingredientes de los productos que compras y rechazar todo aquello que contenga nombres y nomenclaturas que no entiendas. Te doy un consejo? Verás que en un super podrás comprar muy pocas cositas libres de “aditivos adictivos” o químicos insanos.

Un cambio de hábitos alimenticios es fácil si tienes el mapa de ruta bien claro. A veces es necesario dejarte acompañar durante el camino y otras muchas es obligatorio hacerlo.

Para ello, estoy aquí. He ayudado a cientos de personas a cumplir sus metas y todas ellas a día de hoy siguen con las rutinas aprendidas y con una salud maravillosa http://www.dietistanatural.com/contacto/

No dejes para el año que viene lo que puedes hacer hoy, ni dejes para luego las decisiones que puedes tomar ahora mismo

Acuérdate que no puedes construir una casa empezando por el tejado y del mismo modo que antes de dar un paso para bajar de peso debes primero ver cómo está tu terreno interno y comprobar que no hay inflamación ni sintomatología en tu cuerpo que te van a impedir conseguir tu objetivos.

Vuelve a leer el guión 2 y 3 y si lo deseas y estás interesado infórmate del TEST DE LA INFLAMACIÓN ALIMENTARIA http://www.dietistanatural.com/contacto/

Feliz año y felices 365 días!

Un fuerte abrazo y miles de sonrisas.

Salud y alegría, familia!

Gracias, gracias, gracias

Foto: pinterest