Va de huevos

Coges el huevo con delicadeza, lo cascas con precaución y empieza la aventura en tu cocina. Son tantos los misterios que se concentran en el interior de un huevo que hacen de él un viaje inolvidable.

¿Se puede comer huevo cada día? ¿Aumentan el colesterol? ¿Son digestibles? ¿Cómo es su proteína? ¿Tienen mucha grasa? ¿Qué te dice el color de la yema?

Vamos a resolver algunas de las dudas más dudosas. Te avanzo que NO hay que eliminar el huevo de la dieta sana.

Propiedades nutricionales

Fuerte por fuera, tierno y meloso por dentro.

– El número 1 en proteínas de excelente calidad y alto valor biológico porque posee todos los aminoácidos esenciales. La albúmina es la más abundante.

– Ácidos grasos saturados (38%), monoinsaturados (47%) y poliinsaturados (11%).

– Omega 3

– Contiene lecitina

– Contiene 401mg de colesterol por 100gr de alimento

– Rico en vitamina A, D, E y las del grupo B y ácido fólico.

– Rico en minerales como el fósforo, potasio, hierro, sodio, zinc y selenio.

– Contiene antioxidantes como la luteína y zeaxantina

– Los valores nutricionales por 1 huevo son: 90 calorías, 7,5 gr proteína, 6,66gr grasa y 0gr hidratos de carbono.

– De fácil digestión

– Sus proteínas se absorben mejor que las procedentes de la carne y el pescado.

¿Las proteínas de la clara?

La clara está compuesta de un 90% de agua y un 10% de proteína y otros nutrientes. Son proteínas de primerísima calidad, de fácil absorción y digestibilidad. Aportan un 0% de grasa.

¿Huevos y el mito del colesterol?

En los últimos años se confirma que el consumo de huevos no eleva el riego cardiovascular en personas sanas con una dieta equilibrada y un estilo de vida sano.

Tras mil y un estudios realizados se refiere al huevo como una gran fuente alimenticia que no aumenta el colesterol.

En 3 grupos de jóvenes sanos se evaluó el efecto de consumo de 3,7 y 14 huevos semanales. Después de 5 meses de dieta controlada no hubo diferencias significativas en los lípidos plasmáticos (Barnard, Benade, Vorster, Locke, Sinvis, Venter, 1993).

El mismo ensayo se llevó a cabo en adultos sanos con la adicción de 2 huevos al día en su dieta habitual. A las 6 semanas el colesterol HDL había aumentado un 10%, el colesterol total un 4% y la relación colesterol total/colesterol HDL no se había modificado (Hopkins, 1992).

Finalmente un estudio llevado a cabo por Kerver puso de manifiesto que las personas que tomaban más de 4 huevos a la semana tenían cifras inferiores de colesterol sérico que los que consumían 1 o menos huevos por semana.

Debes tener presente que la yema del huevo contiene lecitina, la cual emulsiona las grasas y disminuye el colesterol entre otros.

¿El color de la yema?

El color amarillo viene determinado única y exclusivamente por la alimentación de estas aves de corral. Cuanto mejor sea su alimentación, mejor aún será su color y obviamente su sabor y textura. El color amarillo proviene de las xantófilas, obtenidas por la alfalfa, el trigo y el maíz ingerido. Si son crecidas con alimentos ecológicos su color, calidad y sabor aumentan en todos los aspectos. Al menos una vez en la vida te aconsejo que compres huevos ecológicos y goces de ellos para establecer diferencias.

El calcio está en su cáscara

La cáscara del huevo es muy rica en calcio, una manera de poder consumirlo es macerar la cáscara con ácido cítrico, como puede ser el jugo de limón natural durante algunas horas. El líquido resultante será una bomba bebible de calcio. Concretamente aporta aproximadamente 6,5gr de calcio. Debes saber que la dosis mínima diaria a consumir por persona es de 1gr de este mineral.

Muy favorecedor en enfermedades carenciales de calcio como los casos de osteoporosis, osteomalacia o raquitismo.

¿Cuántos huevos puedo consumir a la semana?

Puedes consumir de 4-6 huevos a la semana si sigues una dieta equilibrada y un estilo de vida sano. Aún así, debes comer un poco de todo ya que tienes mucho donde elegir. LLeva una dieta balanceada integrando todos los grupos de alimentos, y no dejes de consumir este preciado alimento por su alto valor nutricional.

Siempre cocínalos de la manera más saludable posible para no hacer de él una bomba hipercalórica y saturada de grasas. Si tienes colesterol también puedes comer huevo sin problemas por lo anteriormente explicado, aún así límita un poco su cantidad y tómalo con más limitación.

Siempre apoya la alimentación sana y equilibrada y procura hacer ejercicio diario para gozar de una salud 100% efectiva.

Tipos de huevos

Es imposible aburrirse con tanta variedad animal y tipos de huevos.

La gallina, el pato, la oca, la codorniz, la avestruz y el ñandú son las principales aves de las que logramos consumir sus huevos. Otros menos consumidos en nuestras tierras son los de tortuga e iguanas.

Los hay de muchos tamaños. Enormes, grandes, medianos, pequeños, diminutos, blancos, marrones, con motitas.

Cada uno te ofrece unas propiedades organolépticas distintas. Déjate llevar por sus sabores y date una alegría al paladar.

¿De qué nos informan los números escritos?

Los huevos están clasificados por una numerología concreta, gracias a la cual obtenemos la información necesaria para saber más sobre el huevo que se va a consumir.

Tipos de clasificación

* Según forma de crianza:

3- huevos de gallinas criadas en jaulas

2- huevos de gallinas criadas en suelo

1- huevos de gallinas camperas

0- huevos ecológicos

* Según conservación

A- Sólo huevos frescos

B- Frescos, refrigerados y conservados

C- No son de consumo directo. Son materia prima para otras indústrias alimentarias.

* Según peso

XL- Supergrandes

L- Grandes

M- Medianos

S- Pequeños

¿Cómo cocinarlos?

El huevo es un alimento muy variable culinariamente. Lo puedes cocinar de mil maneras, pero sólo el huevo cocido es el que ofrece mayor digestibilidad.

Cada zona tiene su plato típico en el que el protagonista es el huevo y por ello tenemos muchísimas y variadas recetas para trabajar con este auténtico manjar.

Los hay fritos, a la plancha, en tortilla, revoltillo, cocidos, escalfados, pochados, al plato, secos, encurtidos, al horno, crudos … y usados como protagonista secundario en repostería. Seguro que eres experta en confeccionar un plato con el huevo.

 

Disfruta del huevo y de todas las posibilidades que ofrece compartiendo en familia este exquisito manjar

Un abrazo amig@s